15.1.10

Somos seres digitales

Creo que si estás leyendo este blog, no te digo nada nuevo si aseguro que vivimos en una época de transformación digital. Las tecnologías de la información son un factor acelerador en nuestras vidas. El conocimiento que adquirimos, las habilidades que desarrollamos y las nuevas formas de relacionarnos son simplemente los beneficios que obtenemos de esta -nuestra- nueva sociedad. Si vivimos en una sociedad digital, creo que podríamos afirmar que somos seres digitales. Varias son las claves para entender el grado de digitalización de cada persona:

CONTACTOS
El ser humano es un ser social y como tal, por naturaleza, tiene que estar conectado. Las tecnologías de la información nos permiten estar más conectados que nunca a otras personas. En mi caso, reconozco que igual algo exagerado. Tengo 1.600 contactos entre e-mails & teléfonos. Estoy conectado a través de LinkedIn & Xing a más de 800 personas, dispongo de más de 450 amigos en Facebook, estoy conectado a más de 500 personas por Twitter y así podría seguir con muchas más plataformas, pero dos reflexiones son importantes en este punto:
  • Somos ineficientes: Según la teoría del número de Dunbar que leí en el libro The Tipping Point, los seres humanos no somos capaces de relacionarnos con una red más amplia de 150 personas. No estamos preparados. ¿Eso implica que vamos a pasar a ser una sociedad ineficiente? ¿Cómo vamos a poder gestionar la cantidad exorbitada de contactos de la sociedad digital? ¿Cuántos serán nuestros nexos importantes?
  • Cantidad no implica calidad. Creo que podemos hablar de grandes cantidades de contactos, pero ¿todos tus amigos del Facebook son tus amigos? Evidentemente no. El valor del contacto reside en su calidad, que significa mantener una relación real. Por ello debemos “desvirtualizar” el contacto ¿Has conocido a alguien virtualmente y lo has “desvirtualizado”? Cada vez valoraremos más la conexión no sólo virtual o no sólo física, sino la combinación de ambas. Los nexos fuertes serán aquellos con los que puedas mantener una conexión tanto digital como real.
El tener contactos nos aporta un valor a las personas. Siempre lo ha sido, pero ahora diría que incluso más. Una parte de nuestro ser digital es la red a la que estamos conectados.

CONECTADOS
Cada vez es más común escuchar que las vacaciones son un período de tiempo en el cual dejas de estar conectado. “He pasado un mes sin ordenador” “Sin mirar el e-mail” “He dejado la blackberry en casa”. Así que, si ésta es la excepción, lo habitual es estar conectados. Estamos siempre con capacidad para estar conectados. Dos grandes variables están influyendo en esta característica:
  • VELOCIDAD: Tenemos acceso a redes con mayor velocidad a un precio de conexión cada vez más bajo. Hemos pasado de una conexión de 56Kb/s a 1.000 Kb/s e incluso a velocidades muy superiores. Esto acelera la cantidad de información a compartir y, sobre todo, el tipo de información. Pasamos de texto & imagen a contenido multimedia. Ello implica una mayor concentración de información por segundo y con ello una mayor capacidad de asimilación de la información recibida.
  • MOVILIDAD: Esta conectividad es además móvil. Primero fue el WIFI y ahora es el teléfono móvil que nos permite acceder a Internet prácticamente desde cualquier lugar. Esto influye en el tipo de consumo que hacemos de la tecnología. Pasamos de la importancia de “tener” a la importancia de “tener acceso a”. Prueba de ello es la madurez que han alcanzado muchos servicios de streaming frente al modelo de descargas.
CREADORES Y RECEPTORES DE CONTENIDO DIGITAL
Nuestras redes de contactos y el acceso a Internet nos permiten intercambiar contenido digital: texto, imágenes o contenido multimedia. Disponemos de multitud de herramientas que nos permiten ser manipuladores digitales. Con un simple ordenador o un telefono móvil nos convertimos en participantes de esta sociedad digital. Esta información se distribuye por Internet y es accesible para todos. A partir de ahí, en función de los usos que se hacen de la información, ésta va ganando relevancia y gracias a la relevancia se vuelve más fácil de encontrar (más accesible).

Gracias a estas características nos hemos convertido en seres digitales. La revista Time ya lo dijo en el 2007. Estas son las personas del año. Las que están transformando la sociedad.

Pero... ¿cuántos seres digitales somos? Para ello deberíamos analizar diferentes variables ¿El número de accesos a Internet o al móvil? ¿Número de ordenadores vendidos / en activo? ¿Tipo de utilización del contenido digital?

Podríamos entrar en muchísimos informes, pero bamos a intentar somplificarlo con dos datos: según el último estudio del EGM el 34% de la población española está conectada (13 millones) y el 6% se conecta con el móvil a Internet en España. Dos reflexiones:
  • Existe una brecha digital nacional. Aquellos que no están conectados no tienen acceso a las nuevas oportunidades que ofrece la sociedad digital, a mayores posibilidades de mejorar su productividad y con ello su futuro bienestar. Se trata de un factor clave del desarrollo futuro de un país y creo que a día de hoy no se le está dando la importancia que merece en el sistema educativo de nuestro país. Ya no es sólo la conexión, sino el uso de esa conexión. Aquellos que estamos metidos en el entorno educativo lo vemos. Hay una generación de huerfanos digitales y es uno de los factores que más lastrará el futuro de este país.
  • Somos una minoría: Los conectados somos simplemente una minoría dentro del conjunto (1/3 parte). Sí somos personas hiper conectadas con acceso a información, somos un medio de influencia y de creación de opinión, pero no dejamos de ser una minoría. Nuestra capacidad de influencia es limitada, desde la óptica del poder. Tenemos un índice de frikismo que muchas veces hace que no se nos tome en serio. Por ello tenemos que romper la barrera digital y naturalizar el lenguaje. Sin esa "des-digitalización" será complicado que los mercados, los anunciantes o el Estado nos tome realmente en serio.
Por supuesto los comentarios & aportaciones son muy bienvenidos.

Etiquetas: , ,

2 Comments:

At 15/1/10, Blogger Iñigo de Luis said...

¡Buen análisis! Pero yo creo que dentro de nuestro inmenso universode contactos tenemos diferentes niveles que analizados independientemente sí nos permite ser eficientes... más que antes de la sociedad digital.
1. Tus verdaderos amigos: tu relación real con ellos seguirá igual, pero además podrás compartir cosas que antes igual no hacías: fotos (¿cuantas veces has dicho: "Sí, ya te las grabaré"), música, organizar fiestas, etc.
2: Aquellos conocidos de algún momento de tu vida que habías perdido el contacto. Sin estas redes, nunca jamás hubieras sabido de ellos, a qué se dedican, qué aspecto tienen. Al menos puedes y pueden saber qué estás vivo y les podrás felicitar en tu cumpleaños.
3. Aquel grupo que tiene inquietudes profesionales cercana a la nuestra. Sobretodo con Twitter puedes acceder a conversaciones e información muy interesante.

Por lo demás, estoy de acuerdo contigo... pero no tanto con Dumbar.

Saludos

 
At 19/1/10, Blogger Fernando de la Rosa said...

es muy discutible Dumbar, pero está en wikipedia :). Creo que es chulo el esquema que haces, sería como una pirámide... creo que esto da para un post nuevo :)

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home